El Gobierno busca imponer un bono que evite reapertura de paritarias


Citados para las 10 en la Casa de Gobierno, los representantes de la CGT insistirán en fijar un piso de $ 2000 para que el sector privado otorgue como bono de fin de año a sus trabajadores, y los funcionarios presionarán por un gesto del establishment que garantice ese mínimo. Pero algunas de las cámaras, como la UIA, plantearán que no pueden imponer a sus socios un número y que la propuesta es que cada sector negocie en función de su capacidad y posibilidades, confiaron fuentes empresarias.

Si la entidad fabril, la central obrera volverá a la carga con su amenaza de paro general, alertaron a este diario desde la cúpula gremial. El vicejefe de Gabinete, Mario Quintana; y los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y de Trabajo, Jorge Triaca, recibieron el lunes al Grupo de los 6 –compuesto por las cámaras de Comercio y Construcción, la UIA, Adeba, la Sociedad Rural Argentina y la Bolsa de Comercio– para sondearlos sobre la posibilidad de suscribir un documento que establezca un compromiso específico de otorgar el plus salarial de fin de año.

El mismo texto fue cursado por los funcionarios a la conducción de la CGT con la intención de preparar el terreno de cara a la reunión de hoy.

Fuentes oficiales confirmaron que se les pidió a los empresarios que realicen un esfuerzo para que aquellos sectores que cerraron paritarias por debajo de la inflación a diciembre –se estima que rondará el 37% a 38%– concedan a su personal un bono que compense esa diferencia para que los trabajadores no sufran una pérdida de poder adquisitivo.

Pero fuentes de la UIA, que tuvo ayer su reunión de comité ejecutivo, aseguraron que el Gobierno busca imponer un piso de $ 2000 para el bono en la actividad privada y que el documento que pretenden sea firmado por todas las cámaras generó un alto revuelo empresario.

"El Gobierno presiona para que lo firmemos pero acá se oponen", manifestó un miembro de la comisión directiva de la central fabril.

Luego de un largo debate interno, la institución le hizo llegar al Ejecutivo un documento alternativo, que recibió el apoyo unánime de los industriales, y que es plausible de ser firmado por la central.

"Salvo la UIA, todos tienen unicidad de convenios. Nosotros tenemos 810 convenios laborales y 420 acuerdos laborales. No podemos firmar eso", aseguró un industrial, quien agregó: "Además, el 75% de los empleados de la industria trabajan en pymes. No es poca cosa decirles que se tienen que volver a sentar con su contraparte sindical".

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta