La Iglesia advirtió que la Argentina es "un país dividido"


El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), José María Arancedo, habló ayer de "un país dividido" que "no encuentra ni da soluciones a los problemas de la gente, especialmente de los más necesitados", en su mensaje de Pascua. El arzobispo de Santa Fe afirmó que "es necesario y urgente recrear una cultura que tenga su fuente en el diálogo y el respeto, en la honestidad y la ejemplaridad, en el marco institucional de los poderes del Estado, como expresión de una auténtica vida en democracia".

Arancedo remarcó en la previa a la Pascua que la celebración "siempre es comienzo y esperanza de una vida nueva" y en esa línea subrayó: "No puedo de dejar de pensar en esta Pascua en tantas víctimas de la violencia que nos hablan de una sociedad enferma que ha perdido el sentido del valor y del respeto por la vida".

"Esto nos duele y avergüenza, pero no nos debe vencer ni bajar los brazos respecto a la dignidad y defensa de toda vida humana, como la búsqueda de la verdad y la justicia, del amor, la concordia y la paz. Pascua es el sí de Dios, dado en Jesucristo, que refuerza nuestra esperanza y alienta el compromiso con estos ideales", agregó.

En este contexto pascual, el prelado lamentó los "desencuentros" que se viven en el país y que a los argentinos les cueste encontrarse "desde la diversidad". "Un país dividido no encuentra ni da soluciones a los problemas de la gente, especialmente de los más necesitados. Es necesario y urgente recrear una cultura que tenga su fuente en el diálogo y el respeto, en la honestidad y la ejemplaridad, en el marco institucional de los poderes del Estado, como expresión de una auténtica vida en democracia", subrayó.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta