El Gobierno quiere calificar a los contratistas


El ministro de Interior, Obra Pública y Vivienda, Rogelio Frigerio, prepara un nueva medida para evitar posibles conflicto de intereses y casos de corrupción que involucren la obra pública. Se trata de un sistema mediante el cual calificarán a las empresas contratistas y si no cumplen con los requisitos serán dejadas afuera de toda licitación.

La medida, según consignó el diario Perfil, comenzó a trabajarse por Frigerio (Interior) junto al subsecretario de Coordinación de la Obra Pública Federal, Ricardo Delgado, e implica una respuesta automática ante casos como el de Odebrecht o como lo que sucedió con IECSA, la empresa del primo del presidente Mauricio Macri, Angelo Calcaterra.

La ley de obras públicas exige que una empresa, sólo para poder presentarse en una licitación, tenga al día un certificado anual emitido por el Gobierno que acredita su capacidad para presentarse. Sin embargo, por caso, Austral Construcciones, de Lázaro Báez, desde 2011 no tenía certificación alguna.

En otras palabras: no podría haberse presentado. Actualmente, por ejemplo, en Aysa (la empresa que brinda agua potable y cloacas) todos los pliegos de licitación son gratuitos y se pueden bajar de internet. El objetivo: no saber de antemano quiénes se pueden presentar como oferentes. El proyecto, además, cuenta con otra serie de ítems que conformarán el futuro decreto presidencial que se presentaría en los próximos meses

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF