Condenan a 4 años de prisión a Milagro Sala


Milagro Sala fue condenada a cuatro años de prisión por ser autora material y responsable del delito de "lesiones graves calificadas por el concurso premeditado de dos o más personas", por el ataque a los dirigentes sociales Juan Carlos Maidana y Cristian Cesar Arias, alias "Luca", en julio del 2006 en una oficina del primer piso del Ministerio de Infraestructura y Planeamiento.

Se definió que mantendrá la prisión en su casa de calle Gordaliza y no hizo lugar al pedido de nulidad interpuesto por la defensa de Milagro Sala, ni al pedido de prescripción por los delitos de lesiones leves y graves gravados por dos o más personas.

"Esta pesadilla en algún momento se tiene que terminar", dijo Milagro Sala cuando el Tribunal le cedió la última palabra y agregó: "No porque me dicten más años de sentencia el gobernador va a solucionar el hambre que hay en la provincia. Están equivocados. No tengo nada que ocultar y no hice nada malo".

El Tribunal, por unanimidad, dio por probada las actuaciones en la causa, que señala que el 3 de julio del año 2006, en horas de la noche, Juan Carlos Maidana y Cristian Cesar Arias, alias Lucas, se encontraban manteniendo una reunión con el entonces ministro Luís Consentini, en una oficina del primer piso del Ministerio de Infraestructura y Planeamiento.

En un momento dado, mientras se desarrollaba el encuentro entre Maidana, Arias y Consentini, este último recibió una llamada a su celular motivo por el cual se levantó y retiró del lugar. En ese instante, se escuchó la voz de la inculpada Sala, quien sabiendo que la victima se encontraba en ese lugar, ingresó junto a otras veinte personas aproximadamente, cuya identidad se desconoce, insultando a Arias y gritándole “…esta vez no te vas a escapar..., vos querés matar a mi familia”, a lo que la victima le respondió “estás equivocada yo no me meto con la familia”.

Seguidamente, la acusada y sus acompañantes habrían empezado a golpear a Arias y Maidana con golpes de puño y con una barra gruesa que se encontraba en la oficina, que servía de barral de una cortina; mientras Milagro Sala le gritaba a la victima “te vas a morir y tu familia también”. Tras haber terminado la agresión, todos los atacantes se retiraron del lugar dejando a Lucas Arias tirado en el piso.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF