Se complica la situación de ex funcionario macrista al que le hallaron 10 mil dólares


Cuando se conoció la denuncia realizada por el Ministerio de Desarrollo Productivo acerca del hallazgo de un sobre con USD 10 mil en un escritorio del despacho de Rodrigo Sbarra, el ex funcionario integrante de la gestión macrista se defendió y dijo que el dinero fue “plantado”. Sin embargo, esa hipótesis ya fue descartada.

En su declaración ante el fiscal Gerardo Pollicita –a cargo del caso por delegación del juez Julián Ercolilni–, la mujer que trabajaba como secretaria de Sbarra negó aquel intento de defensa del ex funcionario.

Sbarra fue hasta el último día del gobierno de Mauricio Macri subsecretario de Coordinación de Ministerio de Producción que luego absorbió a Trabajo. El sobre hallado con los 10 mil dólares tenía escrito a mano un correo electrónico de una persona que trabaja en Nordelta.

Esa persona, declaró ante el fiscal Gerardo Pollicita y confirmó que Sbarra había comprado un lote de unos 1.000 metros cuadrados en un emprendimiento de la firma Nordelta llamado Complejo Residencial Puertos.

Ese lote no consta en sus declaraciones juradas presentadas ante la Oficina Anticorrupción, aunque sí figura una deuda con su padre por una cifra equivalente a la pagada por el terreno.

Juan Sbarra, padre del ex funcionario, es desarrollador inmobiliario y vive en Miami, Estados Unidos. Además, quien fuera secretaria de Sbarra declaró como testigo y reconoció –según fuentes judiciales– su letra manuscrita en el sobre en el que fueron hallados los 10 mil dólares. Lo que implica que el sobre estaba allí antes del cambio de gobierno.

De ese modo, el argumento inicial del acusado, acerca de que el sobre fue “plantado”, se diluyó. En consecuencia, el fiscal Pollicita imputó a Sabrra por el delito de lavado de dinero y solicitó que se levantara el secreto fiscal para acceder a las declaraciones juradas que presentó el ex funcionario ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y para que el Banco Central informe sus movimientos de dinero.

Según la información acumulada en el expediente, la compra del lote se hizo en cuotas, luego del pago de un adelanto, entre el 13 de abril de 2016 y el 17 de abril de 2019. El monto pagado por la casa en el barrio desarrollado por Nordelta fue de 186.086 dólares. El dinero hallado en el sobre equivalía a tres cuotas de las pactadas en 3.300 dólares.

El juez Ercolini levantó el secreto fiscal y la documentación sobre Sbarra se espera en la fiscalía de Pollicita. El ex funcionario –que hasta el viernes no había designado abogado defensor– tiene un frente judicial complicado. Tendrá que explicar de dónde sacó el dinero para comprar la propiedad no declarada mientras trabajó a las órdenes del ex ministro Francisco Cabrera y luego de Dante Sica.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados

Ojo SF