magicScript

banner isva

main

Por errores de procedimiento podría desplomarse la causa cuadernos iniciada por Bonadio contra CFK


La causa de los cuadernos del chofer Oscar Centeno podría desplomarse en un abrir y cerrar de ojos, luego de que revelaran que el difunto juez Claudio Bonadio no respetó ningún procedimiento para acceder a información de la AFIP y que en su lugar recibía todo de manos de un operador de Elisa Carrió dentro del organismo.

Este mecanismo irregular fue expuesto recién ahora, luego de la muerte del magistrado de Comodoro Py, quien había mandado un oficio pidiendo un informe para la causa N°9.608/18 caratulada “Fernández Cristina Elisabet y otros s/asociación ilícita” (“cuadernos”) “a los efectos de hacerle saber que en la presente causa se han efectuado numerosas solicitudes de colaboración así como requerimientos de información a la Administración a su cargo, los que fueron debidamente analizados y respondidos con la intervención del contador Jaime Leonardo Mecikovsky, entonces Director de Operaciones Impositivas del Interior del organismo a su cargo”.

De esta manera, Bonadio estaba dejando de manifiesto que en lugar de utilizar el área jurídica descentralizada que contestaba requerimientos a tribunales, estaba teniendo línea directa con un funcionario ligado a la Coalición Cívica, quien le facilitó informes que aparecen como pruebas en el expediente. Ese funcionario fue apartado en su momento del organismo, en tiempos del macrismo, y generó la furia de Carrió por Twitter.

“Es por ello dada la complejidad de las maniobras investigadas -continuó Bonadio en su oficio a Cuccioli- y en aras de continuar con el normal desarrollo de la presente investigación en la que se llevan indagadas a más de ochenta personas y que cuenta con sesenta cuerpos de actuación así como gran cantidad de documentación a analizar, es que solicito que se disponga la continuidad en la tarea del contador Mecikovsky”, reclamó Bonadio al titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos.

Este accionar irregular, con un funcionario del ente impositivo, podría abrir la puerta a una serie de pedidos de nulidad de la causa. Esto se suma al escándalo desatado a inicios de 2019, cuando se destapó la trama de espionaje ilegal y extorsión que involucraba al fiscal de la causa, Carlos Stornelli, al falso abogado y columnista de Clarín Marcelo D'Alessio y ex hombres de la AFI, que mostraban un direccionamiento parcial de las causas contra los ex funcionarios del kirchnerismo.

Para colmo, este pedido de Bonadio dejó al descubierto otro procedimiento irregular. Con el comienzo de la gestión de Mauricio Macri, el titular de la AFIP entre 2015 y 2018, Alberto Abad, fusionó la oficina de Mecikovsky con la “Coordinación de Acciones Penales de Interior”a través de la disposición 286, lo que dio lugar a un grupo especial que solo obraba en las causas más sensibles para funcionarios y ex funcionarios del Poder Ejecutivo.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados