magicScript

banner isva

main

Desmenuzando el "mensaje conciliador" de Patricia Bullrich

Patricia Bullrich está enferma e internada, tiene coronavirus, pero no deja de lado su labor desestabilizadora del Gobierno. Ayer emitió un mensaje que no pareció escrito por ella. Era una proclama que exigía al Gobierno de Alberto y Cristina Fernández la rendición. La proclama opositora exigía el cese de cada uno de aquellos planes que le molestan a ellos o sus socios políticos y económicos que gobernaron la Argentina en los últimos cuatro años. 

 "Queremos dialogar bajo una condición republicana: desmonten los hechos de gravedad institucional como la violación a reglamentos de las Cámaras, comisión Beraldi, traslado de jueces, acoso al Procurador o el atropello a la propiedad privada. Nosotros colaboramos, den buenas señales".

Reclama dialogar bajo condición republicana. Argentina no abandonó el republicanismo, por más que les pese, sigue siendo una República. Embanderarse bajo lemas patrióticos salir a redescubrir frases sanmartinianas intentando apropiarse de nuestra historia y sus héroes no los hace más republicanos que el resto. 

Acto seguido reclama "desmontar los hechos de gravedad institucional". La supuesta violación a los reglamentos de las cámaras, es nada menos que el intento desesperado de imponer nuevas mayorías ficticias en el Parlamento Nacional. Bajo el lema de "estamos en pandemia", pretenden que el oficialismo pueda legislar solo en lo que a ellos les parece de su agrado, e incluso ensayan un peligroso mecanismo de concurrencia a sesiones presenciales que terminó con al menos un legislador de sus propias filas infectado de coronavirus. 

Quieren dejar sin efecto la "comisión Beraldi", ese nombre le pusieron al prestigioso variopinto grupo de juristas que asesorará al presidente en materia de Justicia Penal para la elaboración definitiva del proyecto que analiza el Parlamento. 

Hay otros juristas, todos de calificado renombre, pero minimizan la integración con el nombre de un abogado de Cristina Fernández, que la defendió exitosamente de las numerosos acusaciones en su contra. Eso solo ya lo inhabilita para integrar la comisión, e invalida la comisión misma. CFK no tiene hasta el momento, mal que les pese, ninguna condena, ni siquiera en primera instancia, salvo la condena mediática a la que la somete la corpo. Se oponen al traslado de jueces, que fueron puestos a dedo por el macrismo en juzgados estratégicos para atender aquellos asuntos en los que serán juzgados. 

Se oponen al supuesto "acoso al procurador", interino él, designado a dedo por el macrismo, sin acuerdo del Senado, que ingresó en reemplazo de Gils Carbó, que tuvo todos los requisitos requeridos por el orden constitucional, pero fue hostigada por el macrismo hasta su destitución. "Si no nos gusta lo que falla...buscaremos otros jueces", decía el expresidente y Carbó era un obstáculo.

Después vino el "atropello a la propiedad privada". Se supone que por ello deben estar refiriéndose sin decirlo a su defensa de Vicentin el grupo de empresas que integran el Grupo Clarín, Telecom, Personal, y Cablevisión. A la cerealera le salvaron el pellejo empujando a la gente a movilizar en plena pandemia, defraudó a miles de pequeños productores y recibió por parte del Banco Nación macrista millones de dólares que no estaba en condiciones de devolver, incluso a pocos días de dejar el poder.

Con venia judicial Vicentin comenzó a desprenderse de sus activos, vendió Friar y prepara la quiebra fraudulenta, en perjuicio de todos los argentinos, dejando un pasivo a la entidad bancaria estatal equivalente a casi el 40% de sus acreencias y será incobrable. 

El intendente de Avellaneda contrajo coronavirus en la movilización, ya se recuperó por suerte, pero es una muestra de que si de poner el cuerpo se trata, no importa, la política está primero que la salud para el sector.

Al holding Clarín el Gobierno le asestó un duro golpe al impedirle, el anunciado aumento del 15% en todos sus servicios y congelarle precios regulados hasta finalizar el año. La declaración de interés social de los servicios de comunicación audiovisual, fue un contragolpe inesperado. Por eso ahora avanzan con más fuerza.     

Cambiemos intenta suplantar la voluntad popular y las mayorías en el Congreso, eso no suena muy republicano no muy democrático. Busca que todo aquello que no le plazca deba ser aprobado en sesiones presenciales, que por la pandemia son difíciles de realizar, deberían ser en un ámbito diferente y en eso estaba Sergio Massa esta tarde, tratando acordar un sistema mixto que preserve la salud de aquellos legisladores que no desean o no pueden exponerse a los riesgos de contraer la enfermedad por cuestiones de edad o comorbilidades previas. 

"Nosotros colaboramos" cierra afectuosamente Patricia, que por estas horas había salido de alta de la clínica porteña donde se hallaba internada, pero debió regresar al poco tiempo producto de nuevas complicaciones con la enfermedad. Desde acá le deseamos que se recupere pronto, y que la salud pública que tanto denostaron durante su gobierno, al punto de suprimir el Ministerio de Salud pueda encontrar los mecanismos necesarios para que ella pueda estar bien. Fuerza Pato!

Fernando Viglierchio

(Especial para RosariNoticias)      

     





Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

diputados