magicScript

menu

banner isva

inicio_main

En la apertura de sesiones el 1 de marzo estarán sólo el presidente, su gabinete y la Corte

 


El presidente Alberto Fernández y miembros de su gabinete, así como los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, serán los únicos funcionarios ajenos al Poder Legislativo que estarán presentes en el recinto de sesiones de la Cámara de Diputados durante la Asamblea de Apertura del º139 período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional, el lunes 1 de marzo. 

Así lo resolvieron las autoridades del Parlamento, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, a través de un comunicado oficial que fue difundido hoy. 

La apertura del nuevo período de sesiones ordinarias del Congreso se realizará en el marco de la pandemia de la Covid-19, por lo que se hará necesario, según se indicó, "dar estricto cumplimiento a todas las medidas sanitarias que garanticen el cuidado de la salud de todas las personas que participen, debiendo asegurarse también el normal desenvolvimiento de la actividad legislativa". 

Por ello, se decidió llevar a cabo la Asamblea Legislativa sin invitados. Los únicos ajenos a la actividad parlamentaria serán el Presidente de la Nación, su Gabinete de Ministros y miembros de la Corte Suprema de Justicia.

Los mandatarios provinciales podrán seguir el discurso en forma remota y estarán presentes a través de las pantallas dispuestas en el recinto de la Cámara de Diputados. 

No obstante, la sesión de Asamblea se llevará a cabo bajo la modalidad mixta presencial y remota, por lo que se prevé la presencia de Fernández de Kirchner y de Massa, así como de las autoridades de ambas Cámaras y una cantidad limitada de legisladores. 

El resto participará a través de la plataforma Webex, de la misma manera en que se realizaron las sesiones remotas durante el 2020. La prensa estará presente, pero se restringirá su acceso, de acuerdo con las instrucciones dadas a conocer hoy. 

"Dado el reducido espacio con el que se cuenta, y la necesidad de garantizar que en el mismo pueda respetarse el distanciamiento social, las acreditaciones serán acotadas y se dará prioridad a los medios parlamentarios con acreditación permanente, a los canales de televisión con transmisión en vivo y a las agencias nacionales e internacionales", señala el documento. 

Asimismo, la cobertura audiovisual y fotográfica estará a cargo de los equipos de comunicación del Congreso de la Nación en forma exclusiva. Los periodistas sólo podrán permanecer en el salón de Pasos Perdidos; el salón Delia Parodi y el palco de prensa del recinto de Diputados. 

La apertura de las sesiones del año pasado se realizó cuando la pandemia de coronavirus ya afectaba a las principales capitales de Europa y Asia, pero aún no había llegado a la Argentina.

El Gobierno nacional decidió, el 20 de marzo, 19 días después del discurso de Fernández, comenzar con la cuarentena que, con mayor o menor intensidad, se mantuvo durante buena parte del año pasado. 

En el Congreso, en tanto, mediante el acuerdo entre el oficialismo y la oposición, se decidió avanzar con un protocolo de sesiones remotas que permitió realizar 31 de ellas a lo largo de 2020, cuando en 2019, y sin pandemia, sólo se llevaron a cabo una decena. 

Para ello, hizo falta no sólo la virtualidad del trabajo legislativo, sino un oficialismo con mayoría propia, algo que conspiró contra la realización de sesiones en Diputados. En la Cámara baja se sesionó en 18 oportunidades, aunque, aun así, se trabajó más que durante el último año del gobierno de Mauricio Macri.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent