magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Agónica victoria de Central ante Patronato por 3 a 2 en el Gigante



En un primer tiempo parejo, sin grandes actuaciones, el empate quedó justo. Central comenzó mejor, y rápidamente se puso en ventaja. Luego de un centro de Marinelli por derecha, la pelota le quedo a Ruben dentro del área, quien asistió a Covea, remató el venezolano, el arquero Ibañez dio un rebote largo, y el 9 canalla tuvo que empujarla para darle la ventaja a los del Kily desde el vestuario.

Con el 1 a 0, Central se replegó, quizás demasiado, pareció conformarse con la mínima diferencia. La pelota no pasaba por los creativos, Covea e Infantino. El abuso de los pelotazos fue evidente. Patronato, sin muchas ideas, tuvo la pelota y se acercó hasta 3/4 de cancha, pero careció de profundidad. A pesar de eso, complicaron las trepadas de Gudiño a la espalda de Blanco.

Cuando parecía que el Canalla se había metido de vuelta en partido, con dos chances de Ruben que tapó Ibañez, un centro de Gudiño desde la derecha encontró en soledad a Sosa Sánchez, y el delantero uruguayo de los entrerrianos, con un buen cabezazo al ángulo, sin respuesta alguna de Broun, estableció la igualdad. Golpazo para los auriazules, un castigo a su pasividad. 

El segundo tiempo fue un cúmulo de emociones. Una película con suspenso hasta el final. Nuevamente el Canalla con la iniciativa, a pesar de que sufría en defensa, como en un derechazo de Marín que se fue apenas desviado. Los cambios del Kily en el complemento rindieron su fruto, le cambiaron la cara al equipo. Adentro Vecchio, Gamba y Zabala por unos flojos Covea, Infantino y Marinelli.

Así, con más enjundia que fútbol, Central fue, ante un rival que miraba cada vez con más cariño el empate. Sin embargo, un pelotazo largo encontró una salida en falso de Broun con la cabeza tratando de anticipar, un remate de afuera del área que pegó en el travesaño, y Sosa Sánchez, otra vez sin compañía, la empujó para dar vuelta el marcador para el Patrón. Impensado, sorpresivo. Pero los errores defensivos y de retroceso, una vez más, le jugaban otra mala pasada al Canalla.

El enojo de la gente se hizo sentir, y Central reaccionó. A los 40, un centro de Gamba por derecha tras un pase largo de Zabala encontró al Pupi Ferreyra por el segundo palo, quien cacheteó la pelota y venció a Ibañez. Parecía que la tarde de Arroyito no daba más lugar a sentimientos. Pero todavía quedaba un último capítulo.  

En el último minuto, una jugada que juntó a Lo Celso con Gamba encontró el pase preciso de éste último para Vecchio, quien se acomodó en el área y definió con aplomo a un costado de Ibañez para desatar la locura. Tenía que ser el 10. 3 a 2 para el infarto. 

Un triunfazo por como se dio. Central no jugó bien, pero necesitaba como el agua ganar este partido, y lo hizo, ante su gente. Tiene muchas cosas para mejorar, pasa de un extremo a otro. Sin lugar a dudas las victorias ayudan a trabajar mejor en la semana. 

El próximo partido de Central será el martes ante Plantense, en Vicente López, a las 14,30.   

      



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent