magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Argentina y Brasil igualaron sin goles en San Juan

 


El clásico sudamericano terminó igualado sin goles en el Estadio Bicentenario de San Juan, argentinos y brasileños no pudieron sacarse ventajas en un encuentro muy disputado. El resto de los resultados favorecían al conjunto de Scaloni para poder clasificar al mundial, pero necesitaba un triunfo que no se dio. Luego de finalizado el partido y sin que los jugadores lo pudieran festejar con el público, el Ecuador de Alfaro venció a Chile y le dio la clasificación.

Argentina y Brasil jugaron un primer tiempo de dientes apretados, pierna fuerte y poco fútbol. Con un Messi que no estaba en plenitud física, el elenco nacional careció de sorpresa, el 10 siempre se desprendía del balón un segundo tarde y sus pase quirúrgicos no llegaban a sus destinatarios. De Paul asumió el rol de conductor, y puso la cuota de juego que se necesitaba. Paredes sintió la falta de ritmo y Di María aparecía con poco espacio para su mejor juego.

Brasil esperaba bien parado y salía de contra. Otamendi y Romero se mostraron muy firmes en la marca, y Romero casi no tuvo trabajo, sólo algún disparo desde afuera del área. De Paul tuvo la más clara de la primera etapa, tras un buen pase atrás en un desborde de Acuña por izquierda, el actual jugador del Atlético de Madrid probó de afuera, la pelota se metía abajo pero Allison desvió en gran forma por su palo izquierdo. 

Todo el visitante reclamó un fuerte codazo de Otamendi a Rapinha al borde del área mayor. Lo lastimó incluso, y el VAR no lo llamó al árbitro (solo podía hacerlo si consideraba que era expulsión), sin dudas un grave error porque ameritaba expulsión. Argentina debió terminar con un hombre menos la primera etapa, pero a la tecnología también la manejan seres humanos.

El DT del conjunto nacional decidió sacar al amonestado Paredes, que llegó además con lo justo desde lo físico. También a Lautaro Martínez al que le llegó poco juego y a los cinco minutos Romero debió dejar la cancha por lesión. Perdió la columna vertebral, el 2, el 5 y el 9 y por algunos momentos lo sintió. Brasil creció en tenencia del balón, mostró jerarquía individual, pero llegó poco al Dibu Martínez. 

Messi mejoró bastante en la segunda etapa, y tuvo la más clara tras un ben encuentro con De Paul, el disparo del rosarino fue bien contenido por Allison. El elenco de Tité tuvo la suya, pero Martínez respondió con solvencia. 

El partido se fue sin goles, el conjunto nacional cerró un gran año coronando su clasificación. Acumula un invicto de casi dos años, encontró un equipo, sabe a lo que juega, a veces lo hace mejor que hoy, pero el rival por cierto no era sencillo. 


    



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent