magicScript

menu

banner isva

inicio_main

En emotivo encuentro, River y Central igualaron 2 a 2 en Arroyito

 


Rosario Central empató 2 a 2 con River Plate en el Gigante de Arroyito. El equipo auriazul jugó en gran forma, pero no pudo sostene3r el resultado. Marco Ruben convirtió los dos tantos del elenco Canalla y Palavecino ambos goles del Millonario. Fue expulsado Ojeda en la segunda etapa.   

Central jugó un gran primer tiempo, corrió y metió en todos los frentes, se animó a jugar de la mano de Vecchio y contó con un Ruben en estado de gracia. Gamba no llegó por lesión y fue reemplazado por Marinelli, eso le dio vértigo al ataque auriazul y menos pausa, pero también mayor presión en la salida de los de Gallardo.

La defensa jugó ordenada, Ávila ganó cada cruce, se anticipó siempre a a los delanteros riverplatenses y Almada acompañó correctamente. Blanco fue salida como de costumbre y Martínez tuvo <también como acostumbra> buenos desplazamientos y pésimas definiciones de jugada, ya sea lanzando centros o intentando finalizar. 

El juvenil Romero le dio buena salida con los pies y los extremos estuvieron atentos a la marca. Ojeda nunca llegó a tapar a los volantes visitantes, se mostraba demasiado solo en la marca. Lo mejor fue hacia adelante, buenas combinaciones y exigencia para la última línea del Millonario. 

Vecchio encabezó un ataque por izquierda, se metió en el área con buena gambeta, levantó la cabeza y encontró al 9 en el área chica, taco, caño a Armani y gol, 1 a 0 para el delirio del Gigante. Sobre el final de la primera etapa, tras un desborde de Ojeda por izquierda y una gran cesión al medio, Vecchio tuvo un mano a mano frente a Armani, que logró anticiparlo para evitar el segundo. River se vio sorprendido por el despliegue auriazul, había que ver hasta cuando los del Kily podían aguantar el ritmo. 

River cambió libreto, con el ingreso de Carrascal se hizo más del balón y el cansancio se comenzó a sentir. A pesar de tener la pelota, Central se defendía bien y buscaba salir de contra. Blanco lanzado por su lateral a la carrera puso un buen centro para la cabeza de Ruben, que marcó el segundo para pasar a ser el máximo goleador histórico de la historia de Central. 

Pero River es River, el campeón es enorme y en un par de zapatazos desde afuera del área igualó el partido. Palavecino recibió primero de Julián Álvarez y la puso abajo, lejos de la estirada de Romero. A los pocos minutos otro violento remate ingresó otra vez por arriba del arquero y puso la igualdad 2 a 2.

Emanuel Ojeda, vio la segunda amarilla por llegar tarde y se fue rumbo a los vestuarios. Desde allí ya Central no intentó más, se dedicó a cuidar el resultado, que a priori era muy bueno, pero dolía ir ganando por dos tantos de diferencia y no poder aprovecharlo. de todas formas, pudo aferrarse a la igualdad y quedarse con un punto que no estaba entre "los ganables". 

El poderío del equipo de Gallardo es impresionante, aún cando juega mal y no está en su mejor tarde. Central jugó mejor 65 minutos ante el campeón y eso no es poco. Sin dudas el Kily González podrá estar orgulloso de su plantel, le jugó de igual a igual a un equipo superior hasta que las piernas se lo permitieron. A la hora de los recambios, los del Muñeco tienen mejor banco y eso se notó demasiado. Un equipo extenuado no pudo sostener un resultado que hasta ahí era justo. Sin dudas un gran mérito. 

      


   



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent