magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Europa decidió endurecer los controles ante la expansión de la variante Ómicron a varios países

 


Muchos países, España entre ellos, aumentan los controles para evitar la entrada de la nueva variante del virus, la Ómicron, detectada en Sudáfrica, aunque los casos de infecciones con esta cepa se van diseminando por el mundo. Esto hace contener el aliento ante si se recrudecerá la pandemia de Covid-19, casi dos años después de su inicio y que este otoño ya vive otra nueva ola en Europa. 

España, como otros estados, ordenó ayer, mediante una resolución publicada en el BOE, que los viajeros que lleguen por vía aérea o marítima de los países con “alto riesgo” de covid por la variante solo podrán entrar en el país con una prueba negativa del virus, hecha las 72 horas antes si es una PCR o 48 horas antes si es un test de antígenos, aunque tengan el certificado vacunal o el de haber pasado la covid.

Los países de alto riesgo, son por ahora, según el Ministerio de Sanidad, Botsuana, Esuatini (o Suazilandia), Lesoto, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue. Gran Bretaña ya ha añadido a la lista más países, como Angola, Malawi y Zambia. 

Esto, a la espera de si esta semana la UE suspende los vuelos con países como Sudáfrica y Botsuana, como se apuntó en reuniones de la Comisión Europea (CE) el viernes. España lo aprobaría en el Consejo de Ministros del martes. 

Estos requisitos se suman a los crecientes por el aumento de contagios en Europa. Otra orden de Interior dicta que desde el 1 de diciembre, España solo permitirá la entrada de personas procedentes del Reino Unido con certificado vacunal, no valdrá solo una prueba negativa o haber pasado la covid. A los viajeros de los países comunitarios se les pide o el certificado vacunal o el de haber pasado la infección o un test negativo.

El ministro de salud del Reino Unido ya confirmó ayer dos casos, relacionados, de infectados con la Ómicron en Chelmsford y Nottingham, tras viajes al sur de África. 

También, hasta anoche, Alemania ha observado las mutaciones de la variante en tres personas, como en un pasajero que regresaba de Sudáfrica a Frankfurt y a dos en Munich. Y en los Países Bajos estudiaban a 61 positivos de covid de entre 592 pasajeros de dos vuelos de Johannesburgo y Ciudad del Cabo a Amsterdam, para ver si su infección la causó la Ómicron. Incluso quienes dieron negativo (y no viajaran en tránsito) deberán hacer cuarentena. 

En la República Checa hay otro caso sospechoso de Ómicron de un llegado de Namibia; en Italia de un llegado de Mozambique y en Hong Kong de un viajero de Malawi. Bélgica ya confirmó el viernes otro caso e igualmente Israel. Australia también tiene dos viajeros infectados, ambos vacunados con la pauta completa y asintomáticos.

Los gobiernos piden a quienes han regresado del sur de África que limiten su interacción social. Holanda ya solo permite el regreso de residentes europeos y Alemania de alemanes y deberán hacer cuarentena. Muchos países, desde EE.UU. a India, aplican restricciones. 

Sudáfrica se ha quejado, las juzga desproporcionadas, pero nadie quiere arriesgarse a que empeore la pandemia. La Ómicron se extiende rápido en el sur de ese país. En África está vacunada menos del 6% de la población (25% en Sudáfrica); la Organización Mundial de la Salud ya avisó que eso favorece que la pandemia siga viva.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent