magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Roy López Molina: "El nuevo Código no se mete con la mafia de cuidacoches que aprieta en Pichincha y los estadios"

 


El edil había propuesto la prohibición de la actividad y fuertes sanciones en el caso que sea organizada como sucede en puntos de concurrencia masiva como restaurantes, boliches y eventos deportivos y culturales. También objetó los Jurados Vecinales. Votó por la aprobación en general y destacó que aporta herramientas "más modernas". 

Para el concejal Roy López Molina (Juntos por el Cambio) el nuevo Código de Convivencia que aprobó este viernes el Concejo Municipal de Rosario "crea herramientas más modernas" y votó por su aprobación en general, aunque entre los 342 artículos en particular advierte que no resuelve el problema de las extorsiones de los cuidacoches ya que "se perdió una oportunidad" de prohibir la actividad.

"El nuevo Código de Faltas municipal crea algunas herramientas más modernas a las que hoy existen para intervenir en conflictos que, sin llegar a ser delitos, alteran la calidad de vida de los vecinos, como el caso de los ruidos molestos", valoró el edil.

Sin embargo, alertó sobre las multas aprobadas a cuidacoches si exigen una tarifa fija que "la iniciativa de la Municipalidad es una gran simulación y se quedó a mitad de camino porque prevé una sanción para casos donde el vecino pueda probar que el cuidacoches lo apretó; con ese artículo nada va a cambiar", afirmó el vicepresidente primero del cuerpo. Roy López Molina presentó el único proyecto alternativo al oficial y proponía prohibir la actividad y fuertes sanciones cuando además se trate de extorsiones organizadas. 

"La normativa aprobada no se mete con la mafia que aprieta en Pichincha o en los estadios", cuestionó. El presidente del bloque Cambiemos votó en contra también del Jurado Vecinal. "Es una idea que suena bien pero que está pésimamente desarrollada porque en lugar que un juez intervenga en situaciones graves, como sanciones a boliches vinculados a grupos mafiosos, el municipio le tira la responsabilidad al vecino para que «decida»".

“Para ser más claros aún, el jurado vecinal es la excusa ideal para que un juez de Faltas se esconda detrás del escritorio en lugar de poner la cara para sancionar a los violentos, exponiendo a que los vecinos, que no cobran por eso, tengan que resolver el problema. Es el Estado esquivando su verdadera responsabilidad de control”, sentenció el concejal.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent