magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Se vienen las fotomultas, "sin afán recaudatorio", asegura la Municipalidad

 


La Unión Transitoria de Empresas (Itnet, Brocart y Karstec) quedó en primer lugar para quedarse con la licitación del sistema de videovigilancia que el municipio instalará en las esquinas rosarinas y se estima que en marzo, se instalarán las cámaras para la emisión de fotomultas en la ciudad. A partir de ahora, tendrá tres meses para poner a punto el sistema, de modo que en marzo esté listo y aceitado para comenzar a operar, justo cuando Rosario recobra su pulso habitual tras las vacaciones de verano.

Esta es una de las medidas que contempla el nuevo Código de Convivencia, aprobado en noviembre por el Concejo Municipal, con el foco puesto en labrar nuevas multas acorde a los nuevos hábitos sociales que intervienen en la ciudad y que no estaban regulados. 

El dinero que se genere producto de las multas, según confirmó el propio intendente Pablo Javkin, se repartirá en un 80% al Fondo Compensador del Transporte y el 20% restante a la Secretaría de Salud. 

El contrato regirá por 60 meses, es decir cinco años, con opción a prorrogarlo por 24 meses más. Además, para evitar especulaciones con las recaudaciones por multas, la empresa no podrá labrar más de 55.000 infracciones por mes. 

El sistema a implementar constará de 70 puntos de control fijos más cuatro móviles para distintos tipos de infracciones, que se dispondrán en función de la siniestralidad y condiciones geométricas presentes en la ciudad. 

A diferencia de lo que sucedió con otras empresas, que tenían la concesión de los semáforos, esta vez el pliego señala puntualmente que una vez finalizada la contratación quedarán en poder de la Municipalidad los bienes determinados. 

Un gesto que lanzó Javkin para seguir demostrando que la implementación de la fotomultas no tiene una finalidad recaudatoria es que se informará dónde estarán ubicadas las cámaras “para que no haya sorpresas” dijo. Es decir, que cualquier conductor o conductora podrá chequear dónde están puestas o si se van moviendo a otras zonas. 

En concreto, el Estado invertirá 2.650 millones de pesos para instalar 20 nuevas cámaras de videovigilancia, cinco elementos de control de velocidad disuasorios, cuatro servidores informáticos para el Tribunal Municipal de Faltas. 

También, habrá 35 controles fijos controlando los semáforos en rojo, 15 detectando excesos de velocidad -de los cuales dos serán móviles-, 10 supervisando invasión de ciclovías, cinco vigilando invasión de carriles exclusivos, cinco por giro indebido y dos móviles por estacionamiento indebido.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent