magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Central ganó por la mínima en Santiago del Estero

 



Rosario Central se impuso a Central Córdoba de Santiago del Estero por 1 a 0 en el comienzo de la 4ª fecha de la Liga Profesional de Fútbol. El único tanto del encuentro lo convirtió Facundo Almada en la segunda etapa. Emiliano Vecchio estrelló un disparo desde el punto del penal en el travesaño en el epílogo del partido. 

Comenzó mejor Central, que con remate esquinado de Martínez Dupuy que el arquero llegó a desviar al córner, cuando parecía que la pelota se metía avisó. Con presión alta y buen juego asociado el Canalla salió decidido a llevarse por delante a su rival, pero le duró cinco minutos.

El equipo de Rondina empezó a ganar en la mitad de la cancha, donde Ojeda, demasiado solo en la marca  no podía contener a los volantes de Central Córdoba. Montoya e Infantino no hacían pie en el partido, Gamba la perdía cada vez que la pelota le llegaba, y la cancha comenzó a inclinarse para el arco de Servio.

El arquero auriazul tuvo que intervenir en varias oportunidades, la última tras un cabezazo que parecía meterse abajo, pero con gran reacción el 1 pudo contener en dos tiempos. Martínez jugó un primer tiempo olvidable, de esos que tientan al técnico para dejarlo en los vestuarios, hizo todo mal, no paró a nadie en defensa y cada ataque se le fue afuera. Por el otro lado, Blanco alternó buenas y malas, pero al menos en ataque logró arrimar peligro. 

Central sufrió físicamente el partido, pareciera que cualquier equipo dispuesto a correr puedo complicarlo. Komar sacó todo lo que le pasó cerca, a veces de manera poco elegante y Vecchio estuvo activo, pero le faltó un socio para jugar, el 10 no puede solo y los delanteros nunca fueron opción de descarga. Pudo haberse ido a los vestuarios perdiendo, pero el conjunto del Kily igualaba sin goles, entre otras cosas gracias a una gran labor de Servio. 

En la segunda etapa Central maduró el partido, salió con otra actitud jugó con dientes apretados y fue un equipo corto, algo que le venía costando demasiado. El Ferroviario no encontró el juego del primer tiempo, el conjunto auriazul cortó los circuitos de circulación, sin crear peligro frente al arco contrario, se jugó más en campo de enfrente. 

Fue madurando el partido el visitante, atacaba poco, pero lo hacía con criterio. Komar tuvo la suya anticipando en el primer palo tras un córner, pero el arquero logró contener. De un tiro libre generado por Vecchio llegó el centro que terminó en gol, Ojeda ganó en soledad por el segundo palo, el arquero llegó a tapar pero Almada estaba atento para empujarla al gol casi sobre la línea <en dudosa posición> y cantar su segundo gol en dos jornadas, algo bastante impensado para el defensor.

Después de eso, el Kily metió cinco cambios y apeló a todos los artilugios existentes para dejar correr los minutos, Servio cayó dos veces, se demoró en cada foull, jugó lejos de Servio ganando laterales con la pelota bajo la suela y cada reemplazo se hizo eterno, saliendo los jugadores a paso lento y cansino. El Kily y uno de sus asistentes fueron amonestados, el tiempo pasó, y parecía que se iba sufrir hasta el pitazo final.

El capitán Vecchio apretó en la salida, algo inesperado para le defensa local, robó y el arquero le cometió penal que Trucco sancionó. El 10 se paró nuevamente frente al balón, como con Boca, pero esta vez no fue el arquero sino el travesaño el que le ahogó el grito de gol. Faltaba poco y esta vez se ganó de todas formas, jugando cuando pudo y defendiendo con uñas y dientes en la mayoría de los casos. Muchas cosas para corregir, pero con los tres puntos en el bolsillo siempre se trabaja más tranquilo. 


FOTO ROSARIO CENTRAL



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent