magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Biden prometió "seguir presionando" por una regulación más estricta de la venta y tenencia de armas de fuego

 


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió hoy "seguir presionando" por una regulación más estricta de la venta y tenencia de armas de fuego, algo difícil dada la estrecha mayoría demócrata en el Congreso, pese a la reciente masacre ocurrida en Texas. Biden, que visitó ayer a localidad de Uvalde en el estado sureño de Texas y pasó varias horas con los familiares de las víctimas del tiroteo que se saldó con 21 muertos, dijo que "el dolor era palpable", según la agencia de noticias AFP.

El 24 de mayo,19 niños -de entre 9 y 11 años- y dos maestras fueron asesinados en la escuela primaria Robb, en Uvalde, cuando un joven de 18 años les disparó, lo que sumió de nuevo a Estados Unidos en la pesadilla recurrente de las matanzas escolares. 

El mandatario demócrata escuchó durante su visita muchas voces que le pidieron: "¡Hagan algo!". A lo que respondió: "Lo haremos. Lo haremos". "Siempre tuve la voluntad" de actuar sobre las armas, reafirmó el lunes a los periodistas, asegurando que "seguiría presionando" ante los congresistas. 

"No tiene sentido poder comprar algo que dispara hasta 300 balas", añadió, en clara referencia al rifle semiautomático que portaba Salvador Ramos, el tirador abatido. 

La Segunda Enmienda a la Constitución estadounidense, que permite la posesión de armas de fuego, "nunca fue absoluta", dijo el presidente, para afirmar que ciertas categorías de armamento fueron excluidas en su momento.

Congresistas demócratas y republicanos están en negociaciones para tratar de encontrar un acuerdo en este espinoso tema, sobre el que Joe Biden no ha conseguido legislar hasta ahora. Biden resaltó hoy que no estaba participando de estas discusiones pero que creía "que las cosas se pusieron tan serias que esto hace que todo el mundo se vuelva más racional al respecto". 

Uvalde, aún traumatizada por el ataque a su escuela, se prepara para enterrar a las 21 víctimas de la masacre. A través de una donación anónima, se ofrecieron más de 175.000 dólares para "garantizar que se cubran todos los gastos de las familias relacionadas con los funerales", dijo el viernes el gobernador de Texas, Greg Abbott. 

El entierro de las víctimas comenzará el martes y se extenderá hasta mediados de junio. En Estados Unidos, las armas de fuego causa más de 20.000 muertes al año, excluyendo los suicidios. 

Mientras tanto, un niño de 10 años, estudiante de quinto grado en una escuela primaria de Cape Coral, en Florida, fue arrestado y acusado de hacer una amenaza por mensajes de texto para llevar a cabo un tiroteo masivo, informó hoy la Oficina del Alguacil del condado Lee.

El hecho ocurrió cuando la alarma de los tiroteos en Estados Unidos no cesa ni siquiera el fin de semana del Memorial Day, el día dedicado a los caídos de todas las guerras.



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent