magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Un diez por ciento menos de rendimiento de la soja en Santa Fe por falta de lluvias

 


El rendimiento promedio de la soja de primera en la cosecha que terminó esta semana en el centro y norte de la provincia de Santa Fe fue un 9,72% inferior a la campaña anterior debido a la ausencia de lluvias y el calor registrado entre finales de diciembre e inicios de enero, informaron voceros del sector. 

El informe semanal que elaboran el Ministerio de la Producción provincial y la Bolsa de Comercio de Santa Fe indicó que la campaña 2021-2022 tuvo una superficie sembrada de 945.000 hectáreas, un área cosechada de 944.500, un rendimiento promedio de 32,5 quintales por hectárea y una producción final de 3.069.415 de toneladas. 

"El rendimiento promedio disminuyó un 9,72% comparado con los resultados del año anterior, lo que demostró el efecto de la ausencia de precipitaciones en la última semana de diciembre de 2021 y los primeros quince días de enero de 2022, con altos registros térmicos que afectaron a los cultivares”, precisó el trabajo. 

Otra particularidad se dio en las distintas reacciones de los sojales a las precipitaciones irregulares en cuanto a montos y distribución geográfica. 

Los ambientes secos y las nulas lluvias, disminuyeron el índice de agua útil en la cama de siembra, por lo que fue lento el movimiento de maquinaria y el comienzo de las tareas se dio en lotes muy puntuales, con barbechos, coberturas y con humedad suficiente en los primeros centímetros del suelo.

Esta semana comenzó también la siembra del trigo, con una previsión por parte de los productores levemente inferior, de alrededor de 1,5%, en comparación al área implantada el año pasado, que alcanzó las 375.000 hectáreas en los departamentos del centro y norte del distrito. 

De todas maneras, el panorama no es homogéneo, ya que "en algunos sitios sería superior, en otros, inferior y en otras similares", pues son "cifras relacionadas siempre con las características zonales particulares", que determinarán las decisiones finales. 

En ese sentido, para el lapso de tiempo comprendido entre el 25 y el 31 de mayo los pronósticos prevén inestabilidad climática, alta nubosidad y probabilidad de precipitaciones de variadas intensidades, medias a bajas. 

A partir del próximo domingo se estima un cambio en las condiciones climáticas, con probabilidad de lluvias de bajas intensidades e ingreso de vientos de dirección sur, generando descenso de temperaturas y heladas. 

En lo que respecta a la cosecha de la soja de segunda, esta semana el proceso de trilla llegó hasta el 70% de la superficie sembrada, con un progreso intersemanal de 10 puntos.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent