magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Tevez llegó sin Retegui ni refuerzos a un Central en terapia intensiva

 


La dirigencia auriazul sin dudas se jugó un pleno con la llegada de Carlos Tevez a dirigir al Canalla. Decidió optar por El Apache, el tercer novato que se sentará en el banco tras las fallidas experiencias de El Kily González y Leandro Somoza. Hoy se conoció que El Chapa Retegui no lo acompañará en el cuerpo técnico, sin dudas una baja de peso para los planes del entrenador. 

En la pulseada contra Vitamina Sánchez, que finalmente el ex Boca terminó ganando, mucho se habló de la inminente llegada de refuerzos, una supuesta media docena de futbolistas que llegarían a Arroyito para respaldar a un plantel corto y carente de jerarquía individual. Pero él se encargó de desechar esa hipótesis, que era uno de lo principales motivos por los cuales supuestamente la dirigencia se había inclinado por "El jugador del Pueblo". 

Central tiene un plantel corto y sin referentes, salió en último en el certamen anterior, y transcurridas cuatro fechas de este ya está en el último tercio de la tabla. Sin Ruben y Vecchio en cancha, dos veteranos como Yacob y Gamba <que no jugarían en otro equipo de esta divisional>, y algunos chicos, Tevez cree que el problema es físico, anímico y de falta de actitud. Pretende armar una pretemporada en el predio de Ezeiza de AFA, tal como hizo su antecesor, sin resultados visibles. 

Hoy se supo que dos de los "refuerzos" que supuestamente vendrían ya tienen armadas las valijas para recalar en otros equipos. Walter Bou tiene todo arreglado para ir a Vélez y el Chelo Weigandt muy avanzadas las negociaciones para retornar a Gimnasia, el rival del viernes. Tevez no se sacó todavía el modo jugador y por ese motivo dijo ayer que antes de reforzar debía hacer un escaneo de lo que tenía. Cuando lo termine, ya habrá perdido varias oportunidades de sumar jugadores de relevancia.

Hasta ahora Tevez trajo un gimnasio que aportará un sponsor y se instalará en Arroyo Seco, a tres hermanos que nada tienen que ver con el fútbol y un preparador físico que dejó la 5 división del Xeneize para acompañarlo. Se interesó mucho por el sistema lumínico del Gigante de Arroyito <quizás tenga otro canje> y el complejo de duchas, jacuzzi y baños del vestuario, seguramente incomparables con los de los clubes europeos en los que jugó.

Central necesita otra cosa. Como le gusta decir a su amigo, el expresidente Mauricio Macri, "es acá y es ahora". Central necesita varias de la cosas que planteó, pero a mediano y largo plazo. Necesita imperiosamente reforzarse, tener al menos media docena de profesionales que ingresen a la cancha en el once titular, tiene un plantel pobre, tirado en la cancha, que no sabe a que juega y con jugadores que no están a la altura del problema.

Podríamos decir, sin temor a equivocarnos que el 11 canalla, sería suplente de equipos de mitad de tabla con suerte. Ese escaneo ya lo hizo el mundo del fútbol, no hay tiempo para que esperar que Tevez lo concluya. Firmó por un año de contrato, pero puede durar mucho menos si no se consiguen los resultados y lo sabe. Logró postergar el partido por Copa Argentina contra Quilmes, sin fecha cierta. 

El fútbol es ganar y conseguir puntos y mucho más cuando el fantasma del descenso comienza a asomar. Describió a Central como "un gigante dormido", en realidad, con algunas letras de diferencia está el gigante, está fundido, sin dinero en las arcas, con un plantel devaluado, expuesto al sometimiento por cada rival que se lo proponga. Tevez debió saberlo de antemano, y no era necesario estar en Arroyo Seco para conocerlo in situ. La noche de Liniers habló por si misma, no verlo con claridad es como un médico que no encuentra el diagnóstico de un enfermo terminal, si no lo ve a tiempo, todo puede ser peor, y el sufrido hincha auriazul la sabe bien.


    



  

 

  



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent