La oposición le asestó un duro golpe a Cambiemos en el Congreso


El oficialismo sufrió ayer una estruendosa derrota parlamentaria, cuando a pedido del PJ-Frente para la Victoria el proyecto que proponía regular los contratos público privados fue devuelto a comisión en medio del estupor de los diputados de Cambiemos. La iniciativa quedó ahora en un limbo político, pues el Frente Renovador de Sergio Massa, aliado habitual del Gobierno en la Cámara baja, le quitó respaldo y fue decisivo para que el texto –que ya había sido aprobado en el Senado– naufragara. Para el Gobierno, el proyecto es clave para atraer inversiones.

Para la oposición, da muchos beneficios a los privados y hace cargo al Estado de todos los riesgos. Esas eran las dos líneas principales de la discusión cuando el referente del bloque Justicialista, Diego Bossio, enumeró la multiplicidad de cambios que su espacio y parte del FR habían acordado con el oficialismo.

Las modificaciones eran tan numerosas que hubieran significado una reescritura casi completa de la iniciativa. Por eso, el diputado del PJ-FpV Abel Furlan (apoyado por otros, como la legisladora del Frente de Izquierda Myriam Bregman) pidió devolverla a comisiones. Y lo logró. Sometida a votación su propuesta, se impuso por 107 a 105 y 9 abstenciones (del interbloque Progresistas).

Si bien luego el oficialista Hugo Marcucci avisó que se equivocó y pidió corregir su voto (formalmente la votación terminó 106 a 106), la aclaración llegó tarde. Para ese momento todo el PJ-FpV festejaba de pie y el FR dejaba el recinto. En medio de la sorpresa, el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, no declaró el empate (lo que le hubiera permitido usar su prerrogativa para desempatar) sino que dio por caída la sesión y devolvió el proyecto a comisiones.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta