La Cámara Nacional Electoral acusa al Ejecutivo de quedarse con el control de las elecciones


A días de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) 2017 en que se pondrán en juego bancas tanto para Diputados como para el Senado, Mauricio Macri se encontró con un nuevo capítulo de sus problemas con la justicia electoral. Es que estalló la disputa por el control del escrutinio provisorio, que a pesar de decir que busca la transparencia, el líder PRO pretende dejarlo bajo su control todo lo que pueda.

La Cámara Nacional Electoral (CNE) disparó duro contra el gobierno nacional a través de una acordada en la comunicó a la ciudadanía que “pese a reiterados requerimientos de este Tribunal, el escrutinio provisorio continúa bajo la órbita exclusiva del Poder Ejecutivo Nacional sin participación alguna de la justicia nacional electoral", con lo cual Macri sigue reteniendo el conteo de votos provisorio por "interés político partidario”.

El texto de la justicia electoral desnuda los cortocircuitos con el macrismo: mientras la CNE quiere participar del escrutinio provisorio con una propuesta enviada en enero que no consiguió respuesta de Cambiemos y que se basaba en "implementar una serie de medidas para el fortalecimiento del proceso electoral" con bajo costo económico, el Gobierno insiste con la intención de contratar a una empresa privada para que se encargue.

"La resolución se dicta porque en enero de este año -ante la falta de sanción de la ley de reforma electoral que se debatió en 2016- la Cámara se propuso implementar una serie de medidas para el fortalecimiento del proceso electoral, que requerían la actuación de la Secretaría de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior (Acordadas CNE 2/17 y 3/17)", explicó el Tribunal en un comunicado.

Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Ojo SF