magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Central igualó 2 a 2 con Deportivo Táchira en Venezuela

 


Por los octavos de final de la Copa Sudamericana, Rosario Central y Deportivo Táchira igualaron 2 a 2 en Venezuela en emotivo partido. Los goles del encuentro fueron señalados por Pupi Ferreyra y Alan Marinelli para el elenco auriazul, en tanto Granados y Uribe pusieron sendos empates para los locales. 

Central y Táchira jugaron un primer tiempo animado. El campo de juego no ayudaba, era difícil jugar por abajo, el pasto seco y desparejo hacía que la pelota diera saltitos. Una vez que se adaptó a las condiciones, el Canalla comenzó a inquietar. Pupi Ferreyra puso un centro preciso en la cabeza Ruben y el cabezazo del 9 se fue cerca. 

Al rato, Zabala avanzó por el medio, los marcadores se fueron abriendo con los delanteros que le despejaron el camino y probó de zurda, desde afuera, el arquero desvió con esfuerzo su remate abajo y esquinado, desviándola al córner. 

Táchira contestó, llegaba con la misma facilidad que lo hacían los del Kily. Gracias a un par de pelotas regaladas por Lo Celso, llegaron desde la derecha, el centro atrás y Romero se lució atajando abajo. También tuvieron una por arriba, pero otra vez el reemplazante de Fatu Broun pudo conjurar el peligro. 

Ávila, el mejor de la defensa se mandó en ataque, llegó al área, sacó un remate violento y el arquero local dio rebote largo, el Pupi llegaba desde atrás y la empujó al gol. El visitante se fue al descanso en ventaja, en un primer tiempo que se jugó sin mediocampo, la pelota transitó más tiempo por las áreas que en el centro del campo, cambiaron golpe por golpe y en eso, se impuso Central.

Con la ventaja a favor, Central regaló el protagonismo y Táchira fue por el empate. El árbitro colaboró en ese período y cobró todo cuanto sucedió para el lado del arco de Romero. Ávila saltó a despejar de espaldas y el referí cobró foull. Tras un centro y una mala salida de Romero, que calculó mal, Granados la empujó al gol para poner el empate. 

Táchira siguió siendo más en la segunda etapa, Kily se demoró demasiado en hacer cambios, la mitad de la cancha auriazul no paraba a nadie y parecía que venía lo peor. Pero aguantó, llegó a meter relevos y Marinelli en jugada individual y en el minuto 90' puso en ventaja nuevamente a los rosarinos con remate de derecha. 

Parecía que era de Central, pero en el descuento, un jugador desgarrado, que se quedó en cancha porque los locales no tenían más cambios mandó un centro desde la derecha entre dos defensores canallas, y el ingresado Uribe puso el empate, que terminó siendo justo. El resultado para Central es bueno, cortó una racha de su rival de 8 encuentros ganados consecutivamente como local, queda la bronca que lo pudo ganar, pero debió haber cerrado el partido. Volverán a verse las caras el jueves próximo en Arroyito. 

   

  



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent