magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Gimnasios de la ciudad no cumplen restricciones por covid

 


La mayoría de los gimnasios de la ciudad funciona en la actualidad por fuera de la normativa vigente. Sin fiscalizaciones por parte de la Municipalidad, aprovechan la ocasión para permitir el ingreso de mayor cantidad de gente que el aforo del 30%, que es excedido largamente y se observa demasiada gente que cuando corre en cinta, o anda en bicicletas fijas, se bajan el barbijo por debajo del mentón, expandiendo numerosas micropartículas en su interior con el riesgo sanitario que eso conlleva. 

Si bien muchos de ellos tienen espacios amplios, con ventanas que permanecen abiertas la mayor parte del tiempo y han dejado de lado algunas máquinas para mantener distancias, no siempre sucede de esta forma, y con solo pasar por la puerta se observa aglomeración peligrosa y falta de distanciamiento social. 

Hay gente que decidió no vacunarse, de allí para abajo toda transgresión parece escasa. El uso del teléfono, enviar mensajes mientras se anda en bici, o "ahogarse" corriendo en la cinta con barbijo son las excusas más usadas. 

Muchos deportistas van con su accesorio de agua para hidratarse y se quitan el barbijo para beber, solo que a veces el tiempo en que no lo usan se prolonga más de la cuenta. Es cierto, en bares por ejemplo la gente casi no usa tapabocas, pero no está expandiendo allí partículas abundantemente, como sí lo hace al correr. 

En ocasiones en las cuales se cerraron los establecimientos del rubro, sus representantes adujeron que se trataba de centros de salud y que no eran parte del problema, por el contrario eran parte de la solución.

Muchos adoptaron medidas saludables, proveer de paños para limpieza de máquinas, alcohol en gel, o hasta medir la fiebre al ingresar. La mayoría de la medidas se fue dejando de lado con el correr del tiempo, y la falta de inspecciones. 

La realización periódica de actividad física, según estudios médicos recientes, incrementa hasta 8 veces la chance de no complicarse severamente padeciendo covid.  Numerosas personas concurren a gimnasios no solo para marcar sus músculos, sino que por sus comorbilidades necesitan ejercitarse periódicamente. Exponerlos al riesgo de permitir correr sin barbijo a alguien al lado, no parece ser la mejor forma de "cuidarlos". 

La Municipalidad debería disponer de inspecciones periódicas para corregir esta creciente "nueva normalidad", la pandemia no pasó, ni mucho menos y si bien disminuyeron los contagios y se avanzó con la campaña de vacunación, hay que prevenir los focos de contagio. En las condiciones actuales, sin el estricto cumplimiento de la normativa, con clientes demasiado reacios a cumplir y profesores cansados de "ponerse la gorra" para que cumplan, hoy los gimnasios son un foco de contagio y son otra parte del problema. 


      



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent