magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Plantel corto, el Kily está solo y espera

 


La derrota de Rosario Central frente a Godoy Cruz dejó en claro que el plantel no es lo suficientemente competitivo para afrontar los dos torneos. La Copa Sudamericana exige tener lo mejor en el campo de juego, por eso es que el Kily presentó un equipo alternativo en el debut de la Liga Profesional.

“Tenemos un plantel muy corto, lo asumimos. Teníamos en mente reservar jugadores. De hecho, el resto de los equipos lo han hecho, y teníamos la obligación de hacerlo y reservar jugadores para el jueves. Tenemos muchos juveniles que pueden tener altibajos. Es el plantel que tenemos ”, apuntó ni bien se asomó en la conferencia de prensa. 

“Vengo pidiendo jugadores desde hace mucho tiempo”, dejó en claro, y agregó: “Somos los primeros en sumar gente, lo necesitamos, para afrontar la Copa y también el campeonato”. 

“Tuvimos errores infantiles que no se pueden cometer. No fue un buen partido nuestro, no hubo el control del balón que habíamos tenido en la Copa. Y se hizo de ida y vuelta. Con balones largos atrás de nuestra defensa nos causaron mucho peligro ”, describió el DT.

El humilde Tomba, uno de los peores equipos de la categoría, que no seguiría en ella de no ser por la suspensión de los descensos desnudó las falencias de este Central "corto". El mercado de pases en el canalla distó mucho de ser el apropiado, se trajeron jugadores en lugares que no se necesitaba y por el contrario, no llegaron refuerzos donde el DT lo había pedido. Pero vamos por parte.

Jorge Broun padece coronavirus, se quedó en Rosario antes del viaje a Venezuela y quizás pueda reaparecer el jueves ante Táchira en el Gigante. Abajo Central tiene a Josué Ayala, lesionado desde hace 8 meses y a dos chicos, Romero que atajó ayer y sin cuya intervención la derrota hubiera sido más abultada y Mavlovsky, que aseguran tiene gran futuro. A Romero le falta, no brinda seguridad, tapó pelotas difíciles, pero no las resolvió de la mejor forma, se le escapó alguna y viene de comerse el gol de Táchira con una salida en falso. Miño dejó Rosario por no estar a la altura. Podría decirse que Fatu no tiene reemplazo. 

El plantel tiene dos 4, Martínez que tiene dos versiones bien claras, la primera de su llegada a Rosario donde le pasaba cuanto jugador se lo proponía, donde nunca pasaba al ataque y otra que mostró a mediados de torneo donde se sumaba frecuentemente al ataque y hasta llegó a convertir. Su suplente, Fernando Torrent es buen jugador, tiene experiencia, pero acá nunca alcanzó su mejor nivel, defiende más de lo que ataca, pero bueno, hay competencia, y es uno de los puestos que podría decirse está cubierto. 

En cuanto a marcadores centrales, tiene tres, tras la salida de Laso a Independiente. Necesita uno más. Almada, que creció mucho en rendimiento, Ávila que se va en diciembre y cuyo pase Central no puede comprar y el "Fosa" Ferreyra, jugador del ascenso de gol histórico en el clásico por el que habrá que desembolsar U$S 300 mil dólares para hacerse de su pase. Acordó la llegada de Ricardo Garay un defensor paraguayo sin demasiados antecedentes, que aún no llegó a Rosario por las restricciones por pandemia. 

Blanco es el único 3 que tiene el plantel, no hay otro. Su reemplazo, Mazzaco fue insolitamente cedido a préstamo a Ecuador, sin cargo y con una irrisoria opción de compra. El chico no era Sorín, eso está claro, pero sin tener reemplazante en el plantel no había que desprenderse él. Anoche jugó un pibe, Nahuel Franco, que no es defensor, sólo es zurdo como mayor virtud y quedó en claro que la marca no es lo mejor que tiene. En el segundo tanto ni salió en cámara, el Pupi Ferreira intentó cubro el hueco y pasó de largo, no es claramente su función. Si Blanco amanece con fiebre, Central tiene un agujero por izquierda. 

Zabala es el único 8 que tiene Central, con altibajos, el ex Unión juega por derecha y no tiene reemplazo. Sangiovani podría ser opción, pero el Kily lo pone de doble cinco, donde siempre lo amonestan a los 10' minutos de juego o incluso jugó de 4 en alguna oportunidad. El DT pidió refuerzo por ese lado, pero ni siquiera sonó uno. 

Con el volante tapón hay un gran problema. Rinaudo sigue lesionado, su reemplazo, Rabuñal se rompió los ligamentos a la semana de llegar y sigue inactivo. Ojeda, que estuvo a punto de ser cedido renació de entre las cenizas y aparece hoy como titular, aunque salió con dolencias en Venezuela. Villagra, que sonaba para irse no siente la función de ser tapón, tampoco la otra, en realidad no se sabe bien a que juega, ayer dejó a su equipo con 10 irresponsablemente. Se trajo a Desábato <porque la idea era vender a Villagra>, pero se desgarró en la primer práctica. Atrás está el chico Tanlongo, de pocos minitos en primera. 

Vecchio no tiene reemplazo, ayer se lo vio algo excedido de peso, lento y demasiado atrás. Es sin dudas el mejor jugador que tiene Central, viene del receso y una lesión que lo marginó del viaje a Venezuela, necesita recuperar su mejor forma física para ser el que Central necesita. Atrás está Lo Celso, que de llamarse Pérez o García jugaría en Villa Dálmine o Comunicaciones. No hay otros jugadores de buen pie en el plantel. 

Por izquierda el Pupi Ferreyra no tiene reemplazo, el chico que saltó a primera de la mano del Kily se va afianzando, pero no puede jugar todos los partidos, por despliegue y atrevimiento es pieza clave, pero no hay abajo nada. Anoche jugó Giacone, un chico del que se habla bien pero hasta ahora no demostró los pergaminos que lo llevaron a primera. Jugó solo 45' y fue reemplazado, no jugó ni marcó y es otro agujero del elenco auriazul. 

Adelante es donde Central tiene mejores opciones, podría decirse que tiene al menos 6 jugadores para dos puestos. Con la llegada de Caraglio completó tres duplas ofensivas. Ruben y Gamba podría decirse titulares, Martínez Dupuy y Marinelli relevos y Caraglio y Nacho Russo que anoche tuvieron protagonismo. Hay competencia y calidad, jugará el que esté mejor, pero los dos primeros asoman como la primera opción. 

Kily pidió volantes por afuera, no llegó ninguno. hasta ahora llegaron un 5 y un 9 y hay un 6 "en camino". Laso salió y el reemplazo esta demorado. Se dejó ir al 3 suplente y se quedaron sin ninguno. Sangiovani tenía la valijas listas para irse a Instituto, ante la no llegada de un 8, se quedó. Villagra era otro con equipaje listo, y terminó anclado en Rosario, habrá que ver si tiene ganas de seguir jugando en Central. 

Así las cosas, con un plantel corto, sin jerarquía en ninguno de los "suplentes", Central perdió ayer un partido ante un limitadísimo rival y eso demuestra que sin titulares en cancha puede perder con cualquiera. Este torneo no tiene descensos, pero suma para los próximos. Si sigue en la Copa Sudamericana, sufrirá demasiado para sumar en el torneo local. Un plantel serio se compone al menos de 20 jugadores, Kily no tiene 15, y así...es imposible. 

Kily asumió en medio de una coyuntura económica compleja, se fueron varios jugadores y se arregló con los pibes, ahora es el momento de respaldarlo. Si clasifica el jueves frente a Táchira, tendrán que buscar opciones sí o sí. Nadie puede arreglarse con lo que tiene actualmente, no hay recursos, eso se sabe de antemano, habrá que concretar alguna venta que refresque las alicaídas arcar auriazules y posibiliten la llegada de al menos tres jugadores competitivos. 
 
  


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent