magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Gigliani: "Es hora de pensar en el patrimonio de otra manera"

 


Fernanda Gigliani, presidenta de la comisión de Planeamiento del Concejo se refirió la venta del inmueble de la emblemática esquina de la ciudad, donde estaba el bar Jekyll&Hyde y expresó: "Lo primero que se hizo fue revisar el catálogo de patrimonio para saber si el inmueble estaba catalogado, y se podía verificar el grado de protección que tenía. Nos encontramos que no está, y significa que no tiene un valor patrimonial, lo que genera cierta duda viendo sobre todo al ver la fachada de calle Mitre que es muy similar a otros edificios de patrimonio". 

En ese sentido la concejala agregó: "Si bien no es de patrimonio tiene un valor, histórico, simbólico, cultural, para la ciudad. Existe una ordenanza que declara de interés de un inmueble, pero no alcanza para frenar un permiso de edificación. En este sentido hay que revisar las normativas y se contempla esa situación sólo para descatalogar algunos edificios y entiendo que deberíamos poder sumar, sin ser necesariamente perteneciente a un movimiento arquitectónico, o no fue hecho por un arquitecto de renombre". 

Gigliani avanzó en su planteo y consideró que sería bueno que el Estado se dé un debate donde las vecinas y vecinos estén involucrados. “Quizás sea hora de pensar al patrimonio desde una perspectiva cultural, histórica y simbólica, no sólo arquitectónica y urbanística. Con la participación de vecinos en cada barrio se podría pensar qué sectores tienen que estar protegidos y si coincidimos el Estado tiene que avanzar hacia la expropiación. Hoy existen convenios de patrimonio pero no siempre se destinaron donde más se lo necesita, como pasó con el (hotel) Savoy. Mientras tanto, hay personas que no tienen los recursos para mantener lugares declarados como patrimonio y pueden caer en el estado de ruina porque no hay con qué conservarlo”, señaló. 

“Se trata de definiciones políticas de los gobiernos”, sostuvo Gigliani y afirmó: “Lo que muchas veces se siente es que en las gestiones municipales hubo complicidad para destruir algunos lugares, no hay ánimo de conservación”. Si bien hay sectores de la sociedad en línea con esta postura, hay otros que no lo están y que no encuentran amparo para sus reclamos. 

“Más allá de la crisis se siguen emitiendo permisos de edificación. Lo que más me preocupa es que no se está pensando para quién se construye. Hay un avance en la construcción de edificios y unidades habitacionales pero por otro lado hay un déficit habitacional alarmante. No todas estas construcciones terminan habitadas por quienes realmente necesitan donde vivir. Por eso necesitamos discutir la sobretasa de los inmuebles ociosos. Como Estado hay que generar herramientas que resuelvan un derecho constitucional que es el derecho a la vivienda. Hoy solo se está construyendo para la especulación inmobiliaria”, concluyó.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent