magicScript

menu

banner isva

inicio_main

El Reino Unido tuvo más de 50 mil nuevos casos de coronavirus y Jonhson resiste restricciones

 


El Reino Unido registró hoy más de 50.000 nuevos casos de coronavirus por primera vez desde mediados de julio, situación que renovó alarmas en el Gobierno y fuertes reclamos para que el primer ministro Boris Johnson refuerce restricciones sanitarias como el uso obligatorio de tapabocas en lugares cerrados.

El Ministerio de Salud reportó 52.009 contagios en las últimas 24 horas, mientras que otras 115 personas murieron. Con estas cifras, el cómputo global de Reino Unido, de 66 millones de habitantes, ascendió a 8.641.221 contagios y 139.146 fallecidos.

Pese al dramático contexto, Johnson, muy criticado por su gestión en la pandemia en la que priorizó la economía por sobre la salud, expresó hoy que si bien "las cifras de infección son altas, están dentro de los parámetros previstos".

Aún optimista, insistió en que "el Gobierno continúa su plan" y aseguró que "la situación es mucho mejor ahora que hace un año, en gran parte por el plan de vacunación, que ha debilitado el vínculo entre los contagios, las hospitalizaciones y las muertes", recogió la cadena BBC.

Hasta ahora, el 79% de la población británica cuenta con la pauta completa de vacunación, un índice significativamente elevado en comparación a la mayoría de los países, lo que sin embargo no logró controlar la disparada de casos.

La isla presenta una de las tasas de infección más altas del mundo, igualando los niveles de la ola del pasado invierno, que provocó un confinamiento de cuatro meses.

El Ejecutivo admitió que pronto se podrían alcanzar los 100.000 casos diarios, pero se negó a reimponer algunas de las restricciones levantadas en julio y en cambio puso énfasis en que los jóvenes se inoculen y los mayores de 50 años reciban una tercera dosis de refuerzo. 

A medida que la situación se agrava, aumentan los llamados para que el Gobierno ponga en marcha su "plan B", que incluye el retorno de los barbijos en lugares cerrados, el teletrabajo y la posible imposición de pasaportes de vacunación en algunos locales.

La Asociación Médica Británica acusó al gobierno de "negligencia deliberada", calificó la situación actual de "insostenible" y reclamó "medidas inmediatas", reseñaron las agencias de noticias AFP y Europa Press. 

Escocia, Gales e Irlanda del Norte, que tienen competencias en materia de sanidad, siguen imponiendo el uso de tapabocas en interiores. 

La política ultraliberal de Johnson es una de las hipótesis avanzadas por algunos científicos para explicar el actual deterioro. Otros factores citados son la baja vacunación entre los menores y la lentitud de la campaña de refuerzo para quienes se inyectaron hace más de seis meses y ven disminuir su inmunidad.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent