magicScript

menu

banner isva

inicio_main

¿Acompañará todo el socialismo a Javkin en la construcción del frente de frentes?

 


Las urnas estaban calientes todavía y Javkin salió a sacarse una selfie junto a la presidenta del Concejo Municipal, María Eugenia Schmuck y el senador electo, Dionisio Scarpín. Los excompañeros de Franja Morada de los 90' se reencontraron ayer, para anticipar que en el futuro buscarán constituir el frente de frentes. 

El todavía intendente de Avellaneda, llegará a la cámara alta, secundando a la porteña Carolina Losada, dentro de Juntos por el Cambio. El intendente sintió ese triunfo casi como propio y destacó que en el futuro está abierto a la construcción de un frente de frentes, para enfrentar al peronismo. 

El radicalismo de la provincia, con Julián Galdeano y Maximiliano Pullaro a la cabeza lograron imponerse al PRO y colocar sus candidatos por encima de la fuerza macrista y ahora el partido fundado por Alem toma nuevo impulso. 

Todavía dividido entre el Frente Progresista y Cambiemos, el centenario partido dirime por estas horas la próxima composición para las elecciones provinciales del 2023. La alianza con el alicaído socialismo parece quedar atrás y los radicales, algunos disimulando todavía pertenencia, enfundados en otros partidos, se van corriendo a la derecha.

En el camino a su salida del Frente Progresista, el CREO intentará llevarse lo más posible. Los pocos radicales que todavía quedan en su mayoría seguirán ese camino. Habrá que ver cual es el destino del socialismo. Si ellos están dispuestos a derechizarse, y dejar de lado muchos de sus principios, en un desesperado intento de supervivencia. 

La política se hace con recursos, la vocación y las convicciones son importantes, pero pocos trabajan y dedican sus horas de ocio a la actividad. En general los militantes reciben compensaciones económicas a cambio de su esfuerzo. Sin tener el Poder Ejecutivo en la provincia <donde gobernaron 12 años>, ni en la Municipalidad donde estuvieron 30 años, necesitarán barreras de contención para seguir siendo un partido que compite por tercios de igual a igual. 

En esa fuga de dirigentes, probablemente muchos de los más experimentados sigan tributando al partido de Estévez Boero. La mayoría tiene ya décadas de carrera, no atraviesa necesidades, aseguró el bienestar de su descendencia y preferirá morir con las botas puestas, figurativamente hablando. Quizás los más jóvenes y los cuadros medios tengan otras intenciones. 

El frente de frentes viene asomando a pasos agigantados en la provincia. El peronismo sacó apenas el 32% de los votos y carece ya de dirigentes de peso y "candidatos naturales" sanos. Ni el propio gobernador Omar Perotti, claro vencedor en las internas, que hasta se puso en la boleta para tener trabajo estatal en el futuro, sin reelección cayó frente al armado radical que trajo desde el barrio porteño de Núñez a una periodista sin experiencia en estas lides y le sacó más de doscientos mil votos.

Necesitará el Justicialismo seguramente plantearse una política de alianzas con otros partidos, si es que aún hay. Podría ser con algunos sectores de izquierda, o el socialismo residual, lo que quede de esa diáspora que va camino a la derecha, sin ponerse colorado. 

   

   



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent