magicScript

menu

banner isva

inicio_main

La "vieja guardia" radical avaló a Javkin para constituir el "frente de frentes"

 


Un almuerzo bien regado de buen vino y algún champagne fue la excusa para reunirse, la "vieja guardia" radical se juntó en una mesa para avalar el salto del intendente Pablo Javkin a la próxima constitución del "frente de frentes" en la provincia, un conglomerado de partidos que buscará arrebatarle la gobernación al peronismo en la elecciones 2023. 

Todavía las urnas estaban calientes cuando Javkin se sacó una foto junto al senador electo e intendente de Avellaneda Scarpin en lo que todos interpretaron como su inminente paso a las filas de JxC, dejando atrás un Frente Progresista que parece agotado y definitivamente resignado a ser tercera fuerza en la provincia. 

El diputado provincial Julián Galdeano, anfitrión de la comilona de ayer, fue el armador del espacio que le arrebató la mayoría al PJ, con la periodista Carolina Losada a la cabeza y el slogan de "dejar atrás a Cristina", como único y suficiente argumento. La foránea se quedó con la banca del Senado, y abrió una huella por la que el radicalismo se siente revitalizado.

Ayer, los popes radicales con el "Vasco" Usandizaga a la cabeza recibieron a Pablo para ratificarle que no les produce ningún escozor aliarse a las huestes del PRO, y que hasta apuestan a vencerlo para imponer sus candidatos para encabezar las listas opositoras en la provincia. 

Galdeano, que militó en la  UPAU en los 90', un desprendimiento de la Ucedé, el partido fundado por Álvaro Alsogaray en su etapa universitaria, junto a otro concurrente a la comilona, Diego Sueiras, ex asesor del Vasco en el Senado y empleado de esa cámara, tienen ese camino ya recorrido y sus senderos le son bien conocidos. Los liberales del PRO son blancas palomitas al lado de las posiciones extremas de los libertarios de antaño.

La ausencia absoluta de mujeres es un fiel reflejo de lo que fue la política de los 80' y 90' en la Argentina. Las damas eran solo decorado, la política era "cosa de hombres", se hacía de noche, a escondidas y en reuniones de las que no participaban integrantes del sexo femenino. El ágape de camaradería fue cosa de varones, los muchachos se juntaron, eligieron por lo visto champagne rosado, compartieron viejas anécdotas y algunos sueños por venir. 

La muchachada radical del sur provincial está dispuesta a dar el salto y recuperar el prestigio perdido. Terminó el momento de esconderse, de disimular la pertenencia a un partido que no finalizaba mandatos presidenciales, y que dejaba el país el borde del abismo pidiendo al peronismo un salvavidas para una salida digna. Ahora retomaron valor, se muestran triunfantes, y ya festejan lo que vendrá, al fin y al cabo, como dice el viejo refrán de su fundador, Leandro N. Alem...¡Sí, que se rompa, pero que no se doble!   

 Fernando Viglierchio

(Especial para RosariNoticias)





Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent