magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Rusia negó uso de bombas de fósforo en Ucrania

 


El Kremlin negó hoy haber usado bombas de fósforo durante la invasión a Ucrania, tal como aseguró ayer el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, al tiempo que criticó las sanciones impuestas por Occidente contra la cultura rusa y las comparó con la quema de libros de la Alemania nazi.

"Rusia nunca ha violado las convenciones internacionales. Para detalles, les recomendamos que se dirijan al Ministerio de Defensa", dijo el vocero de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, citado por la agencia de noticias rusa Sputnik.

Zelenski afirmó ayer que "las tropas rusas han usado bombas de fósforo contra civiles en Ucrania" y calificó de "real" el peligro de que Rusia llegue a usar armas químicas a gran escala en territorio ucraniano. 

El vocero del Kremlin, en cambio, negó la versión y acusó al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de querer "desviar la atención" del programa de armamento químico y biológico estadounidense en Ucrania, con sus declaraciones sobre un posible recurso por parte de Rusia a las armas químicas en Ucrania. 

"Está claro que los estadounidenses intentan desviar la atención hablando de una supuesta amenaza rusa, dentro del escándalo provocado (...) por los programas de desarrollo de armas químicas y biológicas de Estados Unidos en varios países, incluido Ucrania", dijo Peskov, citado por la agencia de noticias AFP.

Biden prometió ayer que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) reaccionaría en caso de que el Gobierno de Vladimir Putin decidiera usar armas químicas en Ucrania. "La naturaleza de la respuesta dependerá de la naturaleza del uso", advirtió tras una cumbre de la alianza militar en Bruselas. 

El presidente estadounidense aseguró el lunes que era "claro" que Rusia estaba considerando el uso de armas químicas y biológicas en Ucrania y advirtió de una "severa" respuesta de Occidente si decidiera hacerlo. 

El Ministerio de Defensa ruso acusa casi diariamente a Estados Unidos de haber financiado un programa de armas biológicas en Ucrania y asegura haber encontrado pruebas en laboratorios ucranianos. Entre otros programas, Moscú acusa a Washington de haber querido utilizar aves migratorias para propagar agentes patógenos. 

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, aseguró que su país está sufriendo una "guerra híbrida" de parte de Occidente. "Nos declararon una guerra híbrida, una guerra total. Este término que usaba la Alemania de (Adolf) Hitler, hoy la usan muchos políticos europeos cuando hablan de qué quieren hacer con Rusia", dijo Lavrov en un evento de la Fundación Gorchakov para la diplomacia pública. Asimismo, Putin criticó la "discriminación" contra la cultura rusa en los países occidentales y la comparó con la quema de libros hecha por los nazis en Alemania y Austria en la década de 1930.

"La última vez que se llevó a cabo una campaña de destrucción semejante de una cultura indeseable fueron los nazis en Alemania, hace cerca de 90 años. Nos acordamos bien de las imágenes de los libros quemados en las plazas públicas", dijo Putin en un discurso televisado. "

Se borra de los carteles de conciertos a (los compositores rusos) Chaikovski, Shostakovich, Rajmaninov... Se prohíben los escritores rusos y sus libros", citó. Biden, y sus pares de la Unión Europea (UE) impusieron severas sanciones contra Rusia después de que el país invadió Ucrania el pasado 24 de febrero para frenar los ataques que, afirma, el Gobierno de Kiev aplicaba contra los civiles de las provincias separatistas y rusoparlantes de Donetsk y Lugansk.

La UE prohibió desde principios de marzo la publicación de los contenidos de la agencia de noticias Sputnik y de la cadena televisiva RT. La "guerra híbrida" es una teoría de la estrategia militar por la cual se utilizan toda clase de medios y procedimientos, ya sea la fuerza convencional o cualquier otro medio irregular como la insurgencia, el terrorismo, la migración, los recursos naturales e incluso otros más sofisticados mediante el empleo de las últimas tecnologías (guerra cibernética), o noticias falsas. 

Ayer, Biden se expresó a favor de expulsar a Rusia del G20, algo a lo que hoy Rusia le restó importancia argumentando que en este momento en que la mayoría de los miembros de ese formato están en "guerra económica" en su contra no pasará nada "fatal". 

Peskov dijo a la prensa que Rusia escucharía la opinión de otros miembros del G20 y "estaría dispuesta, a participar (en este formato), si es posible", en caso contrario, Rusia construirá "nuevos vectores en las relaciones internacionales".

El G20 reúne a 19 Estados de todos los continentes del globo –Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, EEUU, Francia, la India, Indonesia, Italia, Japón, México, el Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía– y también la UE, que juntos representan el 80% de la economía global, dos terceras partes de la población mundial y el 75% del comercio internacional.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent