magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Gremialistas e industriales conformarán una mesa de trabajo para ejercer el control de precios

 


El Gobierno, la CGT y la UIA acordaron ayer institucionalizar una mesa tripartita de trabajo para tomar "medidas y coordinar acciones que permitan enfrentar de manera más efectiva el problema de la inflación, en particular en lo atinente al acceso a los bienes y servicios básicos". 

El anuncio se conoció en la noche de este jueves tras la reunión de la que participaron los ministros de Economía, Trabajo y Desarrollo Productivo, Martín Guzmán, Claudio Moroni y Matías Kulfas, respectivamente. 

Además estuvieron el presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, el secretario de la entidad, Miguel Ángel Rodríguez, y el director Ejecutivo Diego Coatz; mientras que en representación del sector sindical asistieron los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, y el secretario general adjunto de la entidad, Andrés Rodríguez. 

El encuentro -que se volverá a repetir el martes 5 de abril- se produjo tras una convocatoria del presidente Alberto Fernández a establecer una mesa de diálogo y concertación social, para fortalecer la reactivación económica de manera articulada con la creación de empleos y la mejora en los ingresos reales de la población. 

"La inflación es hoy la combinación de problemas internos y de la escalada inflacionaria internacional y expresa un desafío para evitar que ello se traduzca en mayores dificultades para los ingresos de la población y la competitividad de las empresas", coincidieron las partes en un acta.

En ese sentido, en la reunión se puso en común la necesidad de afrontar el súbito aumento de precios y sus efectos en el poder adquisitivo de la población y en el funcionamiento general de la economía, y avanzar en un esquema de reuniones que involucren a más actores para llevar propuestas y soluciones a este problema, según el documento refrendado esta noche por ministros, empresarios y sindicalistas. La mesa de trabajo, señalaron, será un espacio para "generar propuestas de medidas y coordinar acciones que permitan enfrentar de manera más efectiva el problema de la inflación, en particular en lo atinente al acceso a los bienes y servicios básicos". 

"Las partes podrán plantear medidas coyunturales y estructurales para mejorar la situación productiva del país, promoviendo más inversión pública y privada, con más competitividad y exportaciones, así como la generación de trabajo productivo y formal", señala el documento entre otros puntos. En lo que respecta a la suba internacional del precio de los combustibles y su efecto en el precio de energía, las partes se comprometieron a definir "esquemas de coordinación" de modo de encontrar esfuerzos que garanticen el acceso a la energía en hogares e industrias". 

Durante el encuentro realizado en el Palacio de Hacienda, donde Guzmán ofició de anfitrión, coincidieron en que el acuerdo alcanzado con el FMI fue "un paso importante para continuar despejando factores de incertidumbre e inestabilidad", del mismo modo que el programa macroeconómico presentado por el Gobierno y la política productiva actual "es un paso significativo para afrontar los desafíos de avanzar hacia el crecimiento económico sostenido con inclusión social y productiva y un sendero de recuperación de las reservas que fortalezca la estabilidad macroeconómica". 

"No obstante estos avances, las dificultades macroeconómicas, sumadas al escenario internacional abierto por el conflicto bélico en Ucrania, han generado nuevas fuentes de inestabilidad que se expresan en mayores tensiones inflacionarias", reconocieron en el acto que lleva la firma de todos los presentes. 

En el documento también agregaron que "tal como la ha expresado el Sr. Presidente de la Nación, es necesario redoblar los esfuerzos para afrontar esta problemática de manera coordinada entre el gobierno y los sectores empresarios y sindicales, para poder arribar a soluciones consensuadas que propongan soluciones diferentes a las instrumentadas en el pasado".

Por último, coincidieron en la necesidad de fortalecer la recomposición de los ingresos reales de los trabajadores y de ampliar la mesa de trabajo, incorporando a sectores del comercio, la construcción, el agro y la economía del conocimiento.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent