magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Alemania se dispone a aumentar el uso del carbón en medio de la crisis energética

 



Alemania se dispone a aumentar el uso del carbón en medio de la crisis energética sin precedentes, reportó este jueves Bloomberg. El país europeo está quemando este combustible fósil para producir electricidad al ritmo más rápido de los últimos seis años, según datos de la agencia.

Además, está a punto de ser uno de los pocos países que aumenten sus importaciones de carbón el año que viene. Mientras, la Oficina Federal de Estadística (Destatis) comunicó que Alemania genera más de un tercio de su energía en centrales de carbón, y en el tercer trimestre de este año, la electricidad generada por este medio fue un 13,3 % superior a la del mismo periodo del año anterior. 

Según Bloomberg, el renacimiento del carbón en Alemania se debe a dos causas principales: el alto precio del gas natural y el aumento de la demanda de energía en Francia, donde la generación de electricidad se ha visto afectada por las interrupciones de los reactores nucleares. 

Carlos Fernández Álvarez, responsable en funciones de gas, carbón y electricidad de la Agencia Internacional de la Energía, explicó que "todo el mundo mantiene sus objetivos climáticos, pero es cierto que cuando te enfrentas al dilema de mantener las luces encendidas o disminuir las emisiones de carbono, la opción es mantener las luces encendidas".

Por su parte, Guillaume Perret, director de la consultora energética Perret Associates, afirmó que a pesar de la reducción del precio del gas, el uso de carbón sigue siendo más rentable.

"Creemos que será menos estacional de lo que ha sido hasta ahora, con más quema de carbón en verano, primavera y otoño", agregó. Alemania tiene previsto rechazar gradualmente el uso del carbón para 2038, pero la coalición gobernante aboga por un objetivo aún más temprano: 2030.

Sin embargo, para aliviar la crisis actual, el país restableció temporalmente el funcionamiento de algunas centrales de carbón que estaban paradas. 

En noviembre, la ministra de Exteriores alemana, Annalena Baerbock, abogó por acelerar el rechazo de las fuentes fósiles de energía, como el carbón, el gas natural y el petróleo, para limitar el calentamiento global. 

"La humanidad se dirige hacia el abismo, un calentamiento de más de 2,7 grados, con efectos devastadores en nuestras vidas en el único planeta que tenemos", advirtió. Sin embargo, los expertos calificaron sus declaraciones de "insostenibles".


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent