magicScript

menu

banner isva

inicio_main

Argentina goleó 3 a 0 a Croacia y jugará otra final

 


El seleccionado argentino de fútbol venció por 3 a 0 a Croacia en la semifinal del mundial de Qatar y disputará la final el próximo domingo frente al ganador del partido que disputarán mañana Francia y Marruecos. Los goles del partido fueron convertidos por Messi de penal y Julián Álvarez (2). 

Croacia fue mejor los primeros 20', logró mayor tenencia de pelota, la movió de lado a lado pero sin crear situaciones de gol para el arco defendido por el "Dibu Martínez", que solo cortó un par de centros. Argentina corría atrás de la pelota sin poder recuperarla, ni la presencia de Paredes pudo disimular la falta de quite. La defensa se mostró muy firme, ganó todos los duelos, pero no se lograba tenencia en campo contrario. 

Promediando la primera etapa el partido se emparejó y en el primer error del rival el cotejo dio un vuelco definitivo. Julián Álvarez picó en velocidad, tras un gran pase al vacío de Enzo Fernández, el arquero le salió al delantero y lo derribó. Messi cambió el penal por gol, con disparo fuerte arriba, cambiando la habitual fórmula de colocarla abajo a un costado. A partir de ahí, Argentina se hizo dueño de las acciones en la etapa. 

Por eso no extrañó que en otra intervención del ex River aumentara la ventaja. Julián la agarró en su campo, arremetió contra los centrales en velocidad, ganó dos rebotes fortuitos y definió suave, ante la salida del arquero. El 2 a 0 envalentonó aún más al elenco nacional. 

Un disparo al arco de Enzo Fernández fue desviado intencionalmente con el brazo dentro del área, aunque es cierto estaba detrás del cuerpo amplió claramente el volumen del cuerpo. Mac Allister cabeceó al gol, pero el arquero evitó el tercero con gran reacción. 

En la segunda etapa la albiceleste administró los tiempos, supo esperar en orden y esperó su momento para definir el partido. Messi frotó la lámpara una vez más y a pesar de alguna molestia que lo aquejó desde el primer tiempo se sacó un rival de encima, para aquí y para allá, ganó la cuerda y encontró el pie de Julián que estaba más dulce que que una tonelada de dulce de leche y el 9 no perdonó. Golazo, 3 a 0 y a soñar. 

Argentina fue muy superior, aplastó a un rival enorme, de tremenda jerarquía sub campeón en la última copa del mundo, que se rindió faltando algunos minutos al juego de la Scaloneta. El DT hizo debitar a todos los que no habían entrado aún, Messi, sentido y desplegando fútbol no salió ni con el partido ganado. 

Argentina está en otra final, nadie le regaló nada, supo sobreponerse a un comienzo fallido. Se rehízo a si misma y hoy festeja la clasificación a otra final. Mañana, la temible campeona Francia buscará sacarse de encima al sorprendente Marruecos, para enfrentar a Argentina el domingo. 

 



Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

provincia

inicio_recent