El Gobierno destinó $ 2.700 millones para los gremios

La administración Macri busca un acercamiento a los líderes de la CGT y sabe que la mejor forma de hacerlo es con dinero, por eso decidió aportar fondos que se destinarán a las obras sociales sindicales, ante la advertencia de los líderes de la CGT de anticipar la reaperturas de paritarias. De esta forma, espera apaciguar los ánimos de los gremialistas ante el llamado a un plenario para el 4 de agosto y a un Congreso de reunificación de la central obrera el 22 de ese mes.

Luego de una cadena de reuniones que los sindicalistas de las tres versiones de la CGT mantuvieron con autoridades de los ministerios de Salud y Trabajo, la Jefatura de Gabinete y la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS, el órgano en última instancia encargado de la distribución de recursos entre las obras sociales).

La partida buscará saldar 'cien mil expedientes' no pagados hasta ahora por la Superintendencia por reembolsos de prestaciones médicas brindadas por las obras sociales sindicales y que debía cubrir el Estado con el Fondo Solidario de Redistribución (FSR).

El monto comprometido puede redefinir el vínculo entre el Gobierno y el sindicalismo tradicional al menos hasta fin de año. Es que el presupuesto anual de la SSS oscila los $7.000 millones, y sólo ese refuerzo representaría elevar en casi el 40% el total de aportes con destino a las prestadoras de salud de los sindicatos.


Entrada más reciente Entrada antigua
.: Otro camino a la información :.

banner diputados

Nissan-Senta